miércoles, noviembre 30, 2005

Busque las diferencias

Bond, James Bond
Pac, Jet Pac

Vale, lo admito, es un chiste friki que sólo me río yo... pero después de las horas que le echaba al jueguecito en mi Spectrum, es que ya no puedo mirar en serio esa escena de James Bond...

martes, noviembre 29, 2005

Directo a Video: American Psycho 2 (asesinando al Capitán Kirk)

¡Teletranspórtame, Bateman!
Vale, reconozco que American Psycho 2 ya lleva mucho tiempo en el videoclub, de hecho hace años que la ví, pero, ¿cómo resistirme a la ocasión de comentar una película con William Shatner? Además la protagonista es Mila Kunis, ¡la chica que pone la voz a la hija gorda de Padre de Familia! Y, qué caray, las secuelas basura siempre han tenido su lugar en esta sección.
Para empezar, no podía faltar la tenue conexión con la película original. Resulta que cuando la protagonista es pequeña, Patrick Bateman in person seduce a su niñera y la mata delante suyo... sólo para ser asesinado por la propia niña. Qué tierna, cinco añitos y ya matando psicópatas curtidos en mil batallas. Y nosotros pensando que en España había un problema con la educación.
¿Me has AMORDAZADO? Te materé por esto, Bateman.
Convencida a raiz de ello de que su gran objetivo en la vida es capturar asesinos en serie, la chica decide estudiar criminología para entrar en el FBI. Acude a la universidad y, consciente de que la manera más rápida de alcanzar su meta es convertirse en ayudante del profesor Starkman, un criminólogo encarnado por Shatner (en realidad lo de llamar star-man al capitán Kirk es incluso gracioso) con tanto prestigio que todos sus ayudantes siempre acaban entrando como criminólogos en el FBI al acabar la carrera, se pone manos a la obra para conseguirlo.
Mis queridos alumnos: hoy estoy estreñido...
Por desgracia para ella, la gorda secretaria de la universidad no admite su solicitud por considerar que, como estudiante de primer año, no puede optar al puesto. Quiero decir, por desgracia para la gorda. Y su gato. Que pasaba por allí.
Suprimido el obstáculo, la chica se matricula en el curso de Shatner y empieza a observar a sus posibles competidores, un par de cerebritos, la chica que se tira al profesor y el gamberro de la clase, que no tiene nivel pero sí un padre rico con muchos contactos.
La chica acepta una cita con el gamberro y él le confiesa que va a lograr el puesto porque un amigo hacker va a cambiar sus notas en el expediente. Ella sonríe, le besa, se lo lleva a la habitación, lo arroja sobre su cama y se va a buscar un condón.
No, no para nada sexual. Le echa el condón al cuello y lo estrangula con él.
Que sí, os lo juro.
Vestida con un impermeable como el del malo de Sé lo que hicísteis el último verano.
Llegados a este punto tuve que rebobinar para estar seguro de que no me lo estaba imaginando. Y no.
¿Qué pasa? Cada una se excita como quiere.
Vale, a partir de aquí la chica, como haría cualquiera que tuviera ese tipo de problemas sexuales, va al psiquiatra, que empieza a fascinarse con ella y que, a medida que avanza la película y habla más con ella, cada vez está más convencido de que ella es una maníaca obsesiva, psicópata en potencia, que puede estallar en cualquier momento.
Qué ideas tan absurdas, ¿verdad?
Total, sólo se va cargando a los cerebritos de la clase para que no puedan optar al puesto que quiere. ¡Ah, las víctimas de la competitividad universitaria!
Cuando la rubia que se tira al profesor le dice que ya sabe que va a ser ella la próxima ayudante, la protagonista se lo toma muy bien. La ahorca en su habitación y lo deja todo dispuesto para que Shatner encuentre el cadáver.
¡Cariño! Cuando me dijiste que esta noche tendría una sorpresa, no me esperaba esto.
Cuando Shatner, hundido porque se ha muerto su amante (por cierto, ¿tiene lacrimales este hombre?, porque se pega un buen rato en plan "¡estoy llorando! ¡estoy llorando!" con la cara más seca que el Kalahari), decide que no va a coger ayudantes porque se va de año sabático para descansar, ella acude a seducirle. Bueno, más o menos. Se pone el vestido con el que la amiga se ahorcó, se pone su perfume, se pone sus colgantes y le dice a Shatner que todo lo ha hecho por su amor. Y luego lo tira por la ventana.
¿No crees que hace mucho calor aquí? En la ventana estarías más fresco...
Mientras tanto, el psiquiatra POR FÍN ata cabos y llama a la policía.
La protagonista mete el cadáver de Shatner en su coche, y también un cadáver que tenía medio podrido en el armario, y huye. La policía la persigue. El coche se despeña por un barranco. Encuentran dos cadáveres. Todo encaja. La psicópata obsesionada con Shatner que ha estado matando gente en el campus ha muerto. Bueno, en realidad está observando tras unos árboles, pero eso es lo que piensa la policía.
¿Susto o muerte, pringao?
Pasan los años. El psiquiatra escribe un libro sobre los crímenes y la patología de la psicópata. Se hace famoso. Acude a ar una clase magistral para el FBI. Firma libros para los criminólogos. Una chica le pide una firma. Levanta la vista y, cómo no, ¡es la asesina (eso sí, ahora con el pelo recogido y con gafas) que ha suplantado la identidad de otra chica! El cadáver que tenía en el armario era el de la chica a quien suplantó para acudir a la universidad con otro nombre, por eso fue identificado como ella. Todo lo tenía planeado desde el principio. Por poco sentido que ello tenga. El psiquiatra se queda chafado mientras ella se aleja, sabiendo que si dice algo perderá el prestigio que ha ganado con el libro. Y ella... bueno, desde luego será buena criminóloga, porque sabe meterse en la mente de los asesinos como nadie.
En fin, no tenía mucho sentido pero me reí con unos cuantos golpes. Las he visto peores.
Y LO QUE HEMOS APRENDIDO HOY ES...: Que la universidad es una jungla. Que William Shatner no es de los que lloran. Y que no importa la imaginación que uno tenga, una chica siempre te puede sorprender en la cama.
GENIÓMETRO: 1/5 ed woods

lunes, noviembre 28, 2005

Una pausa para la publicidad

¡Que empieza, que empieza!
Bueno, pues parece que, a pesar de las intromisiones de las fuerzas del Caos, esto va en serio... ya están los carteles por las calles, ya están impresas las entradas, ya tengo en el bolsillo un par de invitaciones y ya está la programación y las fichas de los cortos a proyectar en la página web. En suma, que todo (bueno, casi) está ya preparado para que el próximo viernes se inaugure el X Festival de Cine de Jóvenes Realizadores Ciudad de Zaragoza. A ver si os pasáis a ver unos cuantos cortos, que vale la pena.
Por ejemplo, el mío. Mon amour, dieciocho intensos minutos de insoportable plano fijo que podrán presenciar todos aquellos que lo deseen el MIÉRCOLES 7 DE DICIEMBRE en la sesión de las 20:00, ya que ha sido incluída en la sección Tierra sin pan, dedicada al panorama audiovisual aragonés de los últimos años. (Prometo que algún día lo colgaré por aquí. Queráis o no.)
Y por lo demás, pues supongo que acabaré estresado como el año pasado, pero pienso aprovechar cuanto pueda el evento. Por ejemplo, para conocer en persona al sr. Lebowski, uno de los seleccionados. O para hacerme una foto con Elsa Pataky, aunque sólo sea para poder fardar ante los de Cosas de frikis, blog del que es musa oficial. O para preguntarle a Garci si al final entendió Memento.
Y juro que al año que viene no vuelvo a meterme en este fregado. Bueno, sobre todo porque quiero hacer un corto y participar en el Festival. Que a fin de cuentas es el de mi ciudad y me hace ilusión. ¡Leches, que he hecho dos cortos y los dos los han proyectado, por diferentes razones, fuera de concurso!

viernes, noviembre 25, 2005

Ya no hay detectives como los de antes

-¿Sabes lo que vas a encontrar si miras en un diccionario detrás de la palabra idiota? -¿Mi foto? -¡No! ¡La definición de idiota, QUE ES LO QUE ERES!
Para variar, el fin de semana pasado retomé mi vieja costumbre de entrar de vez en cuando al cine sin tener demasiada idea de lo que me iba a encontrar. Es una gozada de vez en cuando dejarse sorprender por una película de la que no has visto imágenes, ni trailers, ni sabes el argumento, ni nada. De Kiss kiss bang bang sólo sabía que iba de detectives y que la protagonizaban Robert Downey Jr. y Val Kilmer, dos buenos actores venidos a menos.
Bueno, pues esta vez la sorpresa fue positiva. Homenaje al género negro y mirada irónica al mundo de Hollywood, resulta que la peli engancha desde el principio, te echas unas buenas risas y, en fin, aunque el misterio en que se ven envueltos los protagonistas es un poco tonto, el final no está muy brillantemente resuelto y hay unos cuantos agujeros de guión, la verdad es que se disfruta, constituyendo un entretenimiento digno y sin pretensiones, algo que muchas películas mucho más caras y promocionadas no consiguen.
El narrador y protagonista de la historia es Downey Jr., en la piel de un ladrón de poca monta aquejado de mala suerte crónica, un completo perdedor que huyendo de la policía se mete en un casting para un papel de detective y, contra todo pronóstico, se gana una prueba en Hollywood. El personaje es bastante estúpido, es torpe, todo le sale mal, y ni siquiera es capaz de hacer una buena narración de los hechos. El caso es que allí le juntan con Val Kilmer, un detective privado de Los Ángeles, de orgullosa homosexualidad e hiriente mordacidad (suyas son las mejores réplicas de la película), que suele trabajar como asesor para los estudios de Hollywood, y cuya tranquilidad y pragmatismo chocará constantemente, en cuanto se vean accidentalmente involucrados en un caso de asesinato, con la increíble capacidad de su compañero para complicar las cosas cada vez más. Y, por supuesto, está la chica, una aspirante a actriz sin mucho futuro obsesionada con las novelas pulp de un detective hard boiled sobre quien se rodó una película en su pueblo cuando era niña, y que también complicará mucho la vida al protagonista. No os cuento más para no destripar nada. Y es que, aunque la historia no sea nada del otro jueves, la forma en que lo cuenta sí funciona bastante bien. Por lo menos hasta el final, donde al narrador le cuesta horrores cerrar la historia después de resuelto el caso.
No es una obra maestra, pero está bien para pasar el rato.
GENIÓMETRO: 3,5/5 grouchos


En otro orden de cosas, ya os podéis pasar por el blog de Malavida y enteraros de cómo podéis ganar un cómic ¡¡¡GRATIS!!!

jueves, noviembre 24, 2005

Los jueves, bizarro (II)

Esto no es Private
¡Vuelve la sección que nadie estaba esperando! Creo que este link ya ha circulado por ahí, pero por si acaso lo pongo. No sé si es que hay gente muy enferma o mucho cachondo mental, pero ahí va una colección de fotonovelas porno hechas con muñecos de Lego. ¡Alucinante! Además los cabroncetes amarillos no tienen nada que envidiarle al protagonista de Boogie Nights...

miércoles, noviembre 23, 2005

Triada Vórtice

¡Esto es lo que quise hacer toda mi vida!
Hace semanas que quería poner este link y por alguna razón nunca llegaba a hacerlo. Pero de hoy no pasa. Lo que Ed Wood Jr fue para el cine americano lo son estos tipos para el cortometraje aragonés. Outsiders irredentos, realizadores compulsivos de películas de presupuesto cero, Vórtice Films, el incomparable equipo formado por Rubén Rodríguez y los hermanos Diego y Daniel Campo, llevan desde 2001 haciendo sufrir a los aficionados al cortometraje con sus películas, obteniendo, pese a su encomiable dedicación, mucho menos reconocimiento del que realmente merecen obras maestras del calibre de la colosal (y ya legendaria) Lirios en la bañera. Lo que hoy, gracias al gran Nacho Vigalondo, su Lección de Cine y su Código 7, el mundillo de la modernidad da en llamar "minimalismo", ellos no dudan en llevarlo a cabo para un público garulo que aún insiste en seguir llamándolo "cutrez". En su página web podéis descargar 24 cortos (y subiendo), que os pueden gustar o no, pero que al menos os harán pasar el rato.
Además, ¡qué leche!, son unos tipos estupendos y me caen bien. ¡A ver si nos vemos este año en el Festival!

martes, noviembre 22, 2005

¡¡¡MALAVIDA le declara la guerra a Inglaterra!!!

He estado un poco liado con lo del Festival últimamente y se me han estado pasando noticias importantes. Así que voy a aprovechar para dar estas primicias mundiales que me han pasado los colegas de Malavida, más que nada porque hace diez días que las pusieron ellos en su blog y viene bien volver a decirlas para refrescar la memoria de los lectores de Tebelogs.
¡¡Papa was a rolling stone!!
Y empezamos con una extraordinaria noticia: después de una larga espera por fín ya está disponible el álbum de Los Bonilla, de tal palo... tal astilla!!!, la divertida serie que el inigualable (y últimamente multipremiado) Bernal lleva ya un tiempo desarrollando y cuyos personajes ya han aparecido frecuentemente en las páginas de Malavida y El Pichabrava. El autor de Glyceryl y Gum y de las tiras de humor del Suplemento Deportivo del Heraldo de Aragón, que llegó a ser nominado una vez como Autor Revelación en Expocómic y estuvo a punto de editar un álbum de parodias de anuncios con una editorial que no saca novedades todos los meses (no, esta vez no hablo de Burz), sigue progresando como autor en la que podría considerarse, de momento, su mejor obra. 52 páginas a todo color por sólo 7 euros.
¡Dios mío! ¡¡¡EL ATAQUE DE LOS POTATOS ASESINOS!!!
Y dentro de nada aparecerá (si no ha aparecido ya, que estoy fuera de Zaragoza y no me entero) el nuevo número de la inigualable revista Malavida, elegido mejor fanzine del año en el Salón de BCN por votación popular. ¡¡Y ahora con más estrellas (aún) dibujando en ella!! Gratuíta en los mejores bares de Zaragoza, si la queréis los de fuera (o los que no vais de bares) tendréis que pagar. Buscadla en os próximos salones y ferias: Monzón, Getxo y...
Bernal homenajeando a los clásicos
...en la IV Muestra del Cómic y el Tebeo que, como cada año, se celebrará en el Centro Cultural de la Almozara (Avda. Puerta Sancho, 30, Zaragoza). ¡Allí nos vemos!

(No, de momento seguimos sin noticias de Burz. Ya os avisaré, tranquilos.)

viernes, noviembre 18, 2005

Diálogo nº5 (y fin)

Último diálogo. Con esto termina la película. La semana que viene volveremos a nuestra programación habitual.
Gente Web...
Interior. Habitación. Día. Dos amigos reunidos delante del ordenador, buscando cosas en Internet.
PACO: ¡Buf! Lo estoy pasando fatal.
ANTONIO: ¿Hace mucho que salíais?
PACO: Casi año y medio. Joder. Nunca sale nada como lo tienes planeado. Yo la quería. ¿Sabes que me habría casado con ella? Me habría gustado estar con ella todos los días de mi vida. Pero a ella se le metió en la cabeza que no iba a funcionar. ¡Je! Se ve que se aburría conmigo.
ANTONIO: ¿Y qué vas a hacer ahora?
PACO: ¿Qué voy a hacer? Pues quedarme en casa los sábados a ver películas y poner cara triste. ¡Yo qué sé! No sé qué hacer... Ya me había acostumbrado a depender de ella...
ANTONIO: ¡Bah, no digas chorradas! No creo que ningún hombre necesite en realidad una relación estable. Se está muy bien siendo libre, saltando de flor en flor, no sé si me entiendes. Lo antinatural es estar atado.
PACO: ¡Venga! ¿Qué sabrás tú?
ANTONIO: Tío, yo también tuve novia, ¿sabes? Y también me dejó. ¿Qué pasa, te crees que eres el único o qué? ¡Lo que te ha pasado es algo universal! ¡Le puede pasar a cualquiera! Por eso, perdona que te diga, yo puedo hablar del tema. Porque lo he vivido. Porque sé lo que ocurre. Porque sé cómo lo estás pasando.
PACO: Sí... Yo... Perdona...
ANTONIO: Da igual...
PACO: No, no, perdona... Ha sido egoísta por mi parte decir eso...
ANTONIO: Da igual, no pasa nada... Llegará el momento en que lo superes. No te preocupes. Habrá más mujeres.
Los dos amigos miran la pantalla en silencio. Después de un rato Paco, extrañado, se vuelve hacia Antonio.
PACO: ¿Cómo conseguiste superarlo tú?
ANTONIO: ¿Qué?
PACO: ¿Cómo conseguiste superar aquello? Tú no te comes una rosca, así que no ha sido a base de mujeres. ¿Cómo lo has hecho?
ANTONIO: Bueno, el tiempo cicatriza todas las heridas...
PACO: Claro, claro...
ANTONIO: Y luego, está la pornografía.
PACO: ¿Qué?
ANTONIO: Sí, la pornografía. Es algo fascinante. En realidad es mucho más satisfactoria que una relación personal. Tienes todo tipo de perversiones sexuales al alcance de tu mano, nunca mejor dicho, y sin necesidad de suplicar a tu amante para hacerlas. Y te prometo que te olvidas de tus ex-novias. Puedo decir orgulloso que la pornografía salvó mi vida y me ha hecho un hombre feliz.
Paco mira con cierto asco a su amigo.
PACO: ¿Me estás diciendo que sustituyes con la masturbación la falta de equilibrio en tus relaciones personales?
ANTONIO: Eh, tío, parece que me estés juzgando. No puedes juzgar lo que desconoces. Hay todo un universo por explorar en el arte de la masturbación. Por ejemplo, ¿has probado alguna vez a ponerte la hoja de una ortiga en el glande y luego cubrirla con el prepucio?
PACO: ¡Ay!
ANTONIO: Bueno, sí, es algo raro, una sensación dolorosa, pero luego cuando la quitas tienes el pene tan extraordinariamente sensibilizado que la repercusión de cada roce se multiplica. Es algo entre el dolor y el placer... Es indescriptible. Pero si no te atreves con eso, te recomiendo otra cosa: metes la mano en un cubo de hielo y sumerges los huevos en un balde de agua caliente, y entonces...
PACO: ¡Vale, vale! Prefiero no oírlo, en realidad.
ANTONIO: Bueno, tú mismo. Pero dicen que el saber no ocupa lugar.
PACO: Vale. de todas formas, no te ofendas si no vuelvo a estrecharte nunca más la mano.
Pequeña pausa, con los dos amigos mirando la pantalla en silencio.
PACO: Oye, y con tu sistema ¿has tenido alguna vez un gatillazo?
Corte a negro. Títulos de crédito. FIN.

jueves, noviembre 17, 2005

Diálogo nº4

Penúltimo diálogo. Otro cambio de tono antes de regresar a territorio Smith.
Lo que pudo ser y no fue...
Interior. Cafetería. Día. Dos amigos tomando un café.
RAQUEL: Es tremendo, ¿verdad? Llevaban tanto tiempo juntos...
ANDRÉS: Sí, año y medio más o menos.
RAQUEL: Yo estaba convencida de que iban a acabar casándose y todo. ¡Hacían tan buena pareja!
ANDRÉS: Sí... ¿Por qué habrán discutido?
RAQUEL: No sé, no tiene que haber necesariamente un porqué, supongo. Quizá fue simplemente cansancio. Ya sabes, la monotonía de una relación estable... Quizá se aburrieron y decidieron dejarlo.
ANDRÉS: Bueno, Paco estaba muy hecho polvo. Creo que fue ella la que se aburrió.
RAQUEL: Sí, puede, no sé...
ANDRÉS: ¿No habrá tenido nada que ver eso que dicen de Paco?
RAQUEL: ¿Qué dicen?
ANDRÉS: Que es impotente y tiene la polla pequeña.
Raquel se ríe.
RAQUEL: ¿En serio?
ANDRÉS: No lo sé, nunca me he acostado con él.
Se ríen los dos.
RAQUEL: ¿Te has acostado alguna vez con otro hombre?
ANDRÉS: ¡Noo!
RAQUEL: ¿Seguro? ¿Ni en sueños?
ANDRÉS: ¡Ni hablar! En mis sueños eróticos sólo hay sitio para mujeres.
RAQUEL: ¿Ah, sí? ¿Quién?
ANDRÉS: No sé. Mujeres. No tienen que ser alguien, sólo son sueños.
RAQUEL: ¿Has soñado alguna vez conmigo?
Pequeño silencio.
ANDRÉS: Sí... Alguna vez...
RAQUEL: ¿Ah, sí?
ANDRÉS: Sí.
RAQUEL: ¿Un sueño húmedo?
ANDRÉS: Sí.
RAQUEL: ¡Vaya! Eso no me lo habías contado.
ANDRÉS: No hay mucho que contar...
RAQUEL: Me gustaría oírlo.
ANDRÉS: Bueno, no fue nada del otro mundo. No sé cómo, estaba yo rodeado de mujeres que me acariciaban y de repente me hicieron pasar a una habitación y allí estabas tú sobre la cama vestida con... No sé, una especie de cruce entre bañador y lencería, y entonces... ¡Bam!
RAQUEL: ¿El qué? ¿Nos acostamos?
ANDRÉS: No, me corrí y me desperté. Ahí acabó todo.
RAQUEL: ¿Qué? ¿Así, sin más?
ANDRÉS: Así, sin más.
RAQUEL: ¿Sólo con un beso, un abrazo?
ANDRÉS: Ni siquiera eso. No llegué a tocarte.
RAQUEL: Vaya. Eyaculación precoz, ¿eh?
ANDRÉS: Podría decirse.
RAQUEL: Vaya. ¿Y no habrías preferido algo un poco más duradero?
ANDRÉS: ¿Por ejemplo?
RAQUEL: Bueno, qué te parece si... (se le aproxima insinuante) yo me desnudo... te abrazo... te beso muy despacio... te voy quitando lentamente la ropa...
ANDRÉS: ¡Je! Suena bien... muy bien...
RAQUEL: Y entonces... hacemos el amor como posesos durante horas y horas... una y otra vez... en todos los rincones de la casa, en todas las posturas imaginables... hasta que ya no podamos más...
ANDRÉS: Es una idea seductora...
RAQUEL: Claro...
ANDRÉS: Y luego nos quedaríamos acurrucaditos los dos juntos y yo te mordería la oreja y te susurraría que eres un encanto...
RAQUEL: Sí, y yo te miraría a los ojos y te diría con voz dulce: “Te quiero. Siempre he estado enamorada de tí. Y siempre te amaré.”
Breve silencio, se quedan parados mirándose un rato. Luego Andréws empieza a reirse. Raquel empieza también a reir, sin mucho entusiasmo.
ANDRÉS: Sí, un sueño así habría sido mucho mejor. En fín... Bueno... Oye, se me hace tarde, tengo que irme... He quedado con una tía dentro de un rato... ¡Quién sabe! ¡Igual encuentro por fín a mi media naranja!
RAQUEL: Pues nada... Que tengas suerte...
ANDRÉS: Sí... Y tú no bromees con esas cosas, que algún día me lo voy a tomar en serio...
RAQUEL: ¡Ja, ja! ¡Ya quisieras!
ANDRÉS: Sí... Pues nada... (Coge su cazadora y le da dos besos en las mejillas a Raquel) Oye... Nos vemos... Ya te llamaré y te contaré cómo me ha ido con ésta...
RAQUEL: ¡Suerte!
ANDRÉS: ¡Hasta luego! (Se va.)
RAQUEL: Hasta luego...
Cuando se va Andrés la sonrisa de Raquel se transforma en una mueca de tristeza mientras observa cómo se aleja. Raquel, triste, se queda sentada en silencio, mirando al vacío, con los ojos a punto de estallar en llanto.
RAQUEL: No bromees tanto... (Empieza a llorar e insulta entre dientes golpeando con rabia la mesa.) ¡Idiota! ¡Idiota! ¡Idiota!
Fundido a negro.

PASAR AL QUINTO DIÁLOGO

miércoles, noviembre 16, 2005

Diálogo nº3

Apoyados en la pared...
Exterior. Calle. Día. Dos amigos fumando parados al sol mientras conversan.
JUAN: ¿Cuánto te mide la polla?
PACO: ¿Qué?
JUAN: La polla, ¿cuánto te mide?
PACO: ¡Pero a tí qué cojones te importa!
JUAN: Tío, necesito saber cuánto suele medir una polla.
PACO: ¿Y yo qué sé? ¿A qué viene esto?
JUAN: Nada, curiosidad, eso es todo.
PACO: No, venga, algo tiene que haber.
JUAN: No, curiosidad. Quiero saber si la tengo mayor o menor que la media.
PACO: ¡Ja! ¿Y eso? ¿Cómo es que te ha dado?
JUAN: Simple curiosidad, ¿es que a tí no te ha asaltado nunca la duda o qué?
PACO: Bueno, sí, alguna vez te lo planteas, pero así tan de repente...
JUAN: ¿Lo ves? No pasa nada. (Hace una pausa) Bueno, está bien. Sí pasa algo.
PACO: A ver, cuenta...
JUAN: El otro día estuve con Alicia...
PACO: ¿Qué Alicia, la que salía con Andrés?
JUAN: Sí... Bueno, pues nos enrollamos y tal...
PACO: ¿Te enrollaste con una tía que acababa de romper con un amigo?
JUAN: Bueno, ya no había nada, ¿no?
PACO: Hombre, pero aun así... Además, he oído decir que la tía es epiléptica, o algo así...
JUAN: ¡Hala, qué dices! ¡Qué va! Pero hombre, ¿quién se puede creer esa tontería? Desde luego... Mira que la gente se inventa unas cosas... ¡A todos esos que van por ahí difundiendo esos rumores habría que cortarles los huevos!
PACO: Bueno, bueno, sigue contando...
JUAN: Ah, sí... Bueno, el caso es que nos fuimos al parque...
PACO: Y te la tiraste, claro...
JUAN: Pues no. Ahí está el problema. Un gatillazo. Nada. No me había pasado nunca. No sé por qué, empezó a darme mal rollo lo de tirarme a la ex-novia de un amigo, hacía frío, empezó a pasar gente... No pude, sencillamente no pude...
PACO: ¿Y eso qué tiene que ver con lo del tamaño?
JUAN: No sé, me acordé del dicho aquel de que lo importante no es el tamaño sino lo que haces con él, y pensé... Bueno, si por lo menos resulta que la tengo grande...
PACO: ¡Vaya chorrada!
JUAN: Bueno, para mí no lo es tanto.
PACO: ¡Ya lo creo que lo es! ¿Te crees que sólo los que tienen pollas grandes tienen gatillazos? ¡Es absurdo! ¡Todo el mundo falla alguna vez!
JUAN: ¿En serio?
PACO: ¡Claro que sí!
JUAN: ¿A tí te ha pasado alguna vez?
PACO: ¡Claro!
JUAN: ¿Y no tienes la polla grande?
PACO: Eh... No, más bien no... Normalita... Quizá incluso pequeña...
JUAN: Joder...
PACO: ¿Qué?
JUAN: No me esperaba esto de tí...
PACO: ¿El qué?
JUAN: Ya sabes, que eres un cabrón impotente con la polla pequeña.
PACO: ¿Pero de qué estás hablando?
JUAN: Tú mismo lo has dicho.
PACO: ¡Tú eres el que ha empezado diciendo que no se te levantaba, tío!
JUAN: No, a mí se me levanta perfectamente.
PACO: ¡Pero si hace un rato has dicho...!
JUAN: Mentía. Le puedes preguntar a Alicia, si quieres. Nos lo pasamos muy bien en el parque. ¡Buf! Esa tía es increíble.
PACO: Pero...
JUAN: ¡Eh, tío, no te rayes! ¡Sólo lo dije para ver si me decías el tamaño de tu polla! No me esperaba eso tuyo de la impotencia...
PACO: Todo el mundo tiene algún gatillazo...
JUAN: No... Yo no...
Los dos quedan en silencio un momento. De repente, Juan empieza a reirse.
JUAN: Pichacorta impotente...
Corte a negro.

PASAR AL CUARTO DIÁLOGO

martes, noviembre 15, 2005

Diálogo nº2

Bueno, pues seguimos con los cinco diálogos. El segundo es el que menos me gusta de todos, y es el que cada vez que estaba a punto de usar el guión para algo siempre pensaba en suprimir o reescribir por completo. Pero aunque el contenido me parece manifiestamente mejorable, me parece que el tono y el ritmo quedan bien como puente entre el primer y el tercer diálogo. En fin, ya opinaréis.
En una cafetería cualquiera...
Interior. Cafetería. Día. Dos amigas charlando mientras toman café, sentadas a una mesa.
LAURA: ¿Sabes que Andrés y Alicia han roto?
RAQUEL: ¡No jodas! Pero si estaban tan bien...
LAURA: Pues ya ves. Se ve que él ya ha sacado de ella todo lo que quería. Ya sabes cómo es Alicia...
RAQUEL: Pero si parecía que estaban tan unidos...
LAURA: Sí, sí, unidos... Pues ya ves cómo son los hombres. Salen tres semanas, echan unos cuantos polvos, y una vez que se han aprovechado de ella, adiós.
RAQUEL: No sé, igual la cosa no es tan sencilla...
LAURA: ¡Qué va! Los tíos son así. No quieren tener pareja fija. Lo que quieren es sexo, sólo eso. Y Alicia siempre se deja convencer para hacer cualquier cosa. No sabe decir no.
RAQUEL: Bueno, igual es que no quiere decir no...
LAURA: ¡Venga! Alicia es muy tonta en ese aspecto. Siempre se deja convencer, siempre deja que se aprovechen de ella. ¿Y cuál es el resultado? Ahora está destrozada, llorando. Pero al mes que viene le va a pasar lo mismo.
RAQUEL: Pero en esas relaciones ella también tendrá lago que decir, ¿no?
LAURA: ¡Ahí está el problema! Mira, Alicia tiene tanto miedo de que no la quieran que se deja convencer para cualquier cosa por cualquiera. Cree que va a conseguir un lugar en el corazón de un tío convirtiéndose en esa bomba sexual con que todos esos machos estúpidos sueñan, sin darse cuenta de que los sueños, una vez alcanzados, pierden su gracia, se desvanecen. Por eso le pasa lo que le pasa. Se aprovechan de ella. Todos esos que se acuestan con ella son unos cabrones.
Breve silencio. Raquel mira muy seria a Laura.
RAQUEL: Yo me he acostado con ella.
Silencio más tenso. Raquel aguanta la mirada a Laura, que de repente no sabe dónde meterse.
RAQUEL: Fue hace tiempo ya. No nos lo habíamos montado nunca con otra mujer, así que lo hicimos, para probar. Y estuvo bastante bien. Y ninguna de las dos convenció a la otra. Simplemente, surgió. Y, ¿sabes? Ella ya tenía un sitio en mi corazón antes de eso. Quizá no el mismo sitio al que tú te referías, pero igualmente importante. Y no creo que tuviera miedo de que dejara de tenerla como amiga. Bien, ¿qué me dices? Me he acostado con ella, ¿soy una cabrona?
Breve pausa muuuuyyyyy tensa.
RAQUEL: No tienes ni idea. Ni idea. Vas por ahí dando tus juicios como si fueran sentencias irrefutables que explican todo lo que ocurre a tu alrededor y en realidad apenas puedes ver más allá de tus narices. Te crees que porque eres guapa y tienes a muchos chicos a tus pies ya eres importante. Que la vida social debe girar en torno a tí. Y desprecias todo aquello que se escapa de tu comprensión. Vas por ahí coqueteando con todos para que siempre se haga tu voluntad, y te ofendes cuando no es así. Y tú no sabes nada. Quieres hablar de sexo y miras los toros desde la barrera. Se te ve en la cara que nunca has estado enamorada de nadie salvo de tí misma. Tú no sabes lo que es estar con alguien y desear que te pida cualquier cosa para obedecerle. No podrías entender de ninguna manera el placer que se puede llegar a sentir cuando te hiere, cuando te escupe o cuando te mea encima como formas alternativas de decirte “te quiero”. No podrías entender qué es lo que impulsa a alguien a explotar un grano de su pareja y lamerle el pus, o a meterle la lengua por el culo. Y sin embargo, tú hablas, y hablas, y hablas. Ahí, tan estirada. Sin tener ni idea.
Raquel se va, mientras Laura, sin saber cómo reaccionar, la observa alejarse en silencio. Cuando está sola, mira alrededor para comprobar si alguien ha escuchado la conversación.
Corte a negro.


PASAR AL TERCER DIÁLOGO

lunes, noviembre 14, 2005

Diálogo nº1

Este fin de semana me ha dejado K.O. Estoy deprimido y no tengo ganas de hacer nada, y encima no sé qué pasa que tengo un montón de trabajo. Permitidme un consejo: si sois un poco depresivos ya de por sí, nunca, NUNCA, jamás, os metáis en la organización de un Festival de Cine.
Así que, para ocupar la semana en este blog, voy a tirar de archivo y os voy a poner un viejo guión que escribí y estuve a punto de dirigir hace años, en mi época kevinsmithiana, y que ahora parece que está a punto de realizar mi amigo Dani WhiteCrow. Hoy lo veo un poco superado, pero aún tiene chistes que hacen algo de gracia. ¡Eh, no seáis muy duros, era joven entonces!
El guión consta de cinco diálogos, y éste es el primero...
Esto es una foto de mi estado de ánimo
Interior. Bar. Noche. Dos amigos tomando cervezas en la barra.
ANDRÉS: Joder, tío, Alicia es la bomba.
JUAN: ¿Ah, sí?
ANDRÉS: ¡Buf! No te puedes ni imaginar. Anoche mismo, antes de salir, estuvimos en su casa. Estábamos solos. Bueno, pues la tía se me llevó a su cuarto y aquello fue... Increíble. Estaba como poseída. Yo nunca había estado con una tía tan lanzada, tan... En fín... Era como estar protagonizando una peli porno. ¡Esa tía es insaciable! Y luego aún quería más. Aún estuvimos otra vez dándole en el parque.
JUAN: Joder...
ANDRÉS: ¿Sabes que me duelen los huevos?
JUAN: ¿Qué?
ANDRÉS: Ya te digo, es algo increíble, es insaciable.
JUAN: No sé, yo había oído por ahí que era ninfómana, pero no...
ANDRÉS: ¡Buf, pues debía ser verdad! ¿Sabes que hemos hecho de todo? Sí, de todo. Le encanta. Por delante, por detrás, en la bañera, con esposas...
JUAN: ¿Algún trío?
Andrés sonríe irónicamente.
ANDRÉS: No haré declaraciones.
Ambos se ríen.
JUAN: ¡Joder! ¡Qué cabrón! ¡Qué suerte!
ANDRÉS: Sí... Y espera, espera. ¿Sabes lo bien que la chupa? ¡Joder, si parece que haya estado chupando pollas toda la vida! Es algo increíble. Mira, te digo una cosa. He estado con muchas tías, de clase alta o baja, de diversas razas y religiones, vírgenes y putas... Y ninguna, fíjate bien en lo que te digo, ¿eh?, ninguna, me la ha chupado tan bien como Alicia. ¡Buf! No sé cómo lo hace, te coge el ritmo, aprieta los labios, suelta la lengua y cuando parece que te falta poco, se para y no sé qué hace que siempre acabas aguantando un poco más y luego otra vez, y al final, cuando ya no puedes más... Bueno, no sé, a veces pierdo la visión y todo.
JUAN: ¡Joder! Sí, la verdad es que también lo había oído decir...
ANDRÉS: ¿Sí? ¿Y qué más has oído decir de ella?
JUAN: Pues me dijeron que era epiléptica.
ANDRÉS: ¿QUÉÉÉ?
JUAN: Sí, ya sabes, que le dan ataques de epilepsia, de estos que se caen al suelo y les dan convulsiones y todo eso...
ANDRÉS: ¡Pero qué dices!
JUAN: Lo que oyes.
ANDRÉS: Pues si yo no he notado nada...
JUAN: No sé, igual no es verdad, sólo te digo lo que me contaron...
ANDRÉS: Joder...
Breve pausa.
JUAN: Anda que si le da un ataque de esos un día que te la esté chupando...
ANDRÉS: ¿Qué?
JUAN: Ya sabes, los epilépticos tienen convulsiones, muerden cualquier cosa que tengan en la boca, a veces se muerden la lengua y todo. Entonces, si tiene tu polla en la boca y le da un ataque...
ANDRÉS: ¡Vale!
JUAN: No es coña, le pasó a un tipo, lo leí en un periódico.
ANDRÉS: (enfadado) ¡Ya vale, ya lo he entendido!
De nuevo una breve pausa, ahora más tensa.
ANDRÉS: ¡Oh, mierda! ¡Eres un hijo de puta! ¿Por qué has tenido que decirme eso? ¡Ahora voy a ser incapaz de meterle la polla en la boca! ¿Cómo voy a tener una erección si pienso que le puede dar un ataque y quedarme sin polla? ¡Joder! ¡Esto no se le hace a un amigo!
JUAN: Bueno, lo siento, tío... Yo...
ANDRÉS: ¡Vete a tomar por el culo!¡Joder! Ahora ya nada va a ser igual que antes. No voy a poder mirarla igual, no voy a divertirme con el sexo porque voy a estar pensando "Mira que si le da un ataque epiléptico...". Joder... Me has jodido, tío... Me has jodido...
Andrés se va. Juan le observa divertido por la situación.
JUAN: ¡¡Oye, lo siento!!
Corte a negro.

PASAR AL SEGUNDO DIÁLOGO

viernes, noviembre 11, 2005

Burton Fink

Burton a punto de reunirse con su productor
1999. Tim Burton disfruta del éxito de crítica y público de su última película cuando recibe una llamada de un gran productor que quiere conocerle. Acude y se encuentra con un tipo gordo y con gafas sentado tras una mesa.
-Hola, ¿qué tal, señor? Soy Tim Burton.
-¿Burton? Ah, sí, chico, he oído hablar de tí... ¿Tienes experiencia en cine?
-He hecho un par de obras maestras, señor.
-¡Excelente! Bueno, pues quiero que trabajes para mí.
Burton no está muy convencido, pero acaba firmando un contrato por tres películas cuando se da cuenta de la astronómica cifra que le van a pagar. Tras despedirse con un apretón de manos, vuelve a su casa y comienza a pensar en su nueva película...
A los pocos días, le llama el productor.
-Tengo algo para tí, chico. ¡Vas a hacer el remake de El planeta de los simios!
-¿Perdón?
-¡Sí, hombre, un clásico de la ciencia ficción! ¡Con Charlton Heston en un planeta lleno de monos! ¡"Malditos locos, lo habéis conseguido"! ¿No te acuerdas?
-No, si... conozco la película, pero... Es que no creo que yo...
-¡Incluso hemos firmado a Mark Wahlberg como protagonista!
-¿A q-quién? Oh, bueno, sí, incluso parece un mono...
-¡No, hombre, no! ¡Él será el humano!
-¿Q-qué? ¿N-no podríamos poner a Johnny Depp?
-¿A quién? ¿Ése no salía en una serie de TV, algo así como Jóvenes policías? ¡Esto es un gran estudio, chaval, aquí usamos estrellas!
-Oiga, es que no va con mi estilo...
-¿Tu estilo? ¿¿¿TU ESTILO??? ¡Tenemos un contrato, chico! ¡Yo te diré cuál es tu estilo! ¡Y si no quieres hacerlo, piensa que tengo un montón de directores recién salidos de la Escuela de Cine que podrían darme ese "toque Burton" tuyo por diez dólares la hora!

Año 2002.
-¿Pez grande? ¿Qué es eso? ¿Un remake acuático de El Planeta de los Simios?
-Eeh... No, señor... Es la vida de un hombre que tiene grandes aventuras y realiza grandes proezas...
-¿Como cuáles?
-Eeeh... Bueno, no sé... Caza fieras, conoce a una bruja...
-Hmmm... No creo que...
-¡También es agente secreto! ¡Se infiltra en China él sólo! ¡Y se escapa con dos chinas! Gemelas.
-Oye, ¡pues puede funcionar!
-Me gustaría usar a Johnny Depp...
-¡Y dale! ¿Quién es ese tipo? ¿Por qué no usas a ese jovencito que hace de Obi-Wan? Creo que daría muy bien el tipo de agente secreto...

Año 2004.
-¿"Charlie y la fábrica de chocolate"? Espera, creo que la he visto. ¿Salía Gene Wilder, verdad?
-Sí, señor.
-Bueno, puede funcionar, siempre y cuando pongas alguna estrella al frente. ¿Has pensado ya en alguna?
-Eeeh... No, señor.
-¿Seguro?
-Sí, señor.
-¿No ibas a proponerme a un gran, grandísimo actor, taquillero y nominado al Óscar, cuyo nombre empieza por J?
-Está muy ocupado haciendo las secuelas de Piratas del Caribe.
-Pero es amigo tuyo, ¿no?
-Bueno... sí.
-Convéncele y tendrás película.

Año 2005.
-¿Qué mierda es esto que has hecho?
-Una película de animación, señor. A mi estilo.
-¿Qué estilo? ¡Trabajas para mí! ¡Tu estilo es el que yo diga!
-Mire, señor. La verdad es que ya me he cansado de poner mi talento a su servicio. Desde que trabajo para usted mi prestigio ha bajado. Me siento tan oprimido bajo su yugo que apenas soy capaz de plasmar en mis películas aquella poética de la diferencia que me caracterizaba. La mierda aquella de los monos fue un infierno. Y mis últimas películas, sin ser malas del todo, parecen hechas por un imitador sin carisma. Pero eso se acabó. Mi contrato ha terminado, y en cuanto fui libre me volvió la inspiración. Una noche me despertó un mosquito y lo maté sobre el cuerpo desnudo de mi novia, a mi lado en la cama. Al verla allí tirada, inmóvil, blanca como un cadáver y con la sangre del mosquito sobre ella, se me ocurió: la novia cadáver. Me levanté y empecé a escribir lo que he escrito siempre: historias para la gente siniestra de la calle. "Amanece en la ciudad, se oye la voz de los pescateros..." En fín, que es lo más genial que he hecho en años, con una música estupenda, ¡y qué colorido! Bueno, el final quizá sea un poco apresurado, lo reconozco, pero el conjunto es tan bueno que no importa demasiado. Vuelvo a sentirme bien. Y ahora hago lo que quiero.
-Eh, eh, eh, tranquilo, chico. Tienes razón. Quizá no te he dado demasiada libertad. Pero entiéndeme, son los negocios. ¿Por qué no te relajas un poco? Mira, hagamos una cosa. Te ofrezco este nuevo contrato por el doble de lo que te pagaba antes, y te aseguro que te daré mucha más libertad a la hora de hacer tus proyectos. Por ejemplo, había pensado en un remake de Juegos de guerra. ¿Qué tal con Matt Damon como protagonista?
Pensándose el nuevo contrato

jueves, noviembre 10, 2005

Los jueves, bizarro (I)

Aggg...Eeeks...Puajj...
Recuperando la vieja tradición de este blog de poner enlaces raros de vez en cuando (los más viejos del lugar aún recordarán esta película polaca de oficinistas nudistas o esta página tributo a las personas de una sola ceja), inauguro una nueva sección (ya veremos cuánto dura) dedicada a poner los enlaces más estrafalarios que caigan en mis manos. Y para empezar, nada menos que ¡¡un concurso para elegir los dedos de los pies más feos del mundo!!. Si es que la gente está muy mal...
FRIKÓMETRO: 3/5 averías


P.D.: Por favor, un aplauso para los chicos del servicio técnico, que después de dos semanas han traído el ordenador y se lo van a tener que volver a llevar porque está peor que antes.

lunes, noviembre 07, 2005

Octubre greatest hits

Yo también habría preferido hacer este tipo de clones
Bueno, pues a pesar de que no tengo a mano mis archivos he tratado de recuperar lo que he podido para hacer la lista con lo mejor del mes pasado... y esto es lo que he encontrado.
Para empezar, decir que si hubiera un título de blog del mes, el ganador en octubre habría sido, sin duda, ADLO! Novelti Librari, por haber llevado a cabo el chiste conceptual más genial y descacharrante que recuerdo haber visto en la red, un terremoto que ha sacudido el mundillo de los blogs de cómics provocando ecos de diferente magnitud en otros lugares de la blogosfera. Entre estos sprites y éstos el blog de ADLO! vivió una soprendente Era de Apocalipsis, en la que el grupo original de adlaters se disolvía y era sustituido por un Dream Team de blogueros que, con un nuevo diseño y un estilo diferente (pero no menos brillante: ahí quedan posts como la recuperación de esta colección de cromos o este sorprendente análisis de portada para demostrarlo), llevaron el blog por otro camino hasta que, finalmente, se cerraba la crisis y volvían el diseño clásico y los adlaters de siempre. Y además, con nuevas fuerzas y demostrando (con posts tan impactantes como éste) que, por buenos que fueran los sustitutos, ellos son los originales y siguen siendo igual de geniales que siempre. En fin, un aplauso por esta Crisis a todos los adlaters, nuevos y viejos.

Por lo demás, lo mejor del mes ha sido esto:
1. Nacho Vigalondo da consejos para cortometrajistas. puedo asegurar que he visto ejemplos de cada una de las cosas que afirma que no se deben hacer.
2. Javi Moya presenta una lista de canciones que suenan sospechosamente parecidas a otras. Para que compares. Tiene secuela.
3. Porlacara nos descubre lo salidos que están los japoneses. Vamos, que lo de los viejos obsesionados con la ropa interior que salen en los manga debe ser costumbrismo, y no humor...
4. Ferre encuentra el escaparate definitivo.
5. Y el Teleoperador encuentra... un impagable rótulo de peluquería. No apto para diseñadores gráficos con el corazón débil, pero recomendable para fans de Mike Terry.
6. El Inadaptado nos da el decálogo del buen compañero de piso. ¡Cuestión de convivencia!
7. Cyber tira de nostalgia hablando de aquellas entrañables aventuras conversacionales de nuestra juventud... y de aquellos horripilantes concursos interactivos...
8. Y ya que estamos con la nostalgia... Sergio Holmes nos recuerda aquellos libros de Elige tu propia aventura.
9. Celtas nos da a conocer una nueva revista que prueba que en América están como cabras, pero hay mercado para todo.
10. Y cerramos con una lista de películas de ciencia ficción españolas, vía Alpargatus, con enlace a un interesante artículo sobre el tema.

P.D.:La imagen que acompaña la lista de este mes la encontré vía Bello Púbico. Hace que te preguntes cosas sobre la sexualidad de las tropas imperiales, ¿verdad?

ACTUALIZACIÓN 8-11: Ayer se me pasó incluir esta práctica guía para triunfar en el mundo del rock alternativo, obra de Surfernazi. Pero como creo que merece la pena, la añado hoy. Aprended, futuras estrellas: no tiene desperdicio.

jueves, noviembre 03, 2005

Directo a Video: La trampa de la araña (¡con más asesinatos! ¡más sexo! ¡más Baldwin!)

Casi dos semanas y los del servicio técnico siguen sin dar señales de vida. Por suerte he podido conectar el portátil de mi jefe en lugar de mi ordenador y vuelvo a estar en red. Eso sí, me faltan casi todos los programas que manejo en el trabajo y, por supuesto, toda mi colección de favoritos, incluyendo los post que ya tenía archivados para los Greatest Hits de octubre, que por ello habrá que dejar para otra ocasión...
Así que, de momento, y para empezar el mes con buen pie... ¿qué tal otro Directo a Video? Ya sé que la sección está calando, por ejemplo Kuroi Yume ha hecho su propia aportación al catálogo. Así que...
¡Oh, no! ¡Otra película con Baldwin dentro!
La trampa de la araña es uno de esos subproductos americanos de suspense que suelo coger en el videoclub. Pero, atención, que éste es un ¡¡thriller erótico!!, con ¡¡Kari Wuhrer!! (a la que ya vimos en Examen final), y con ¡¡Stephen Baldwin!! (sí, el mismo Baldwin aleatorio de la impagable Six). Definitivamente, ésta película no se me podía escapar...
Empieza la película con Kari, guapísima, abandonando a su amante ocasional en la cama para atender una videoconferencia. Pronto vemos que Kari es una mujer independiente, muy inteligente y capaz, pero que se siente frustrada porque en su trabajo (una empresa de inversiones, o algo así) nunca le hacen caso por ser mujer. Tras enfrentarse a su jefe, es despedida. Así que va a un bar a emborracharse y aparece un tipo que la droga y la intenta violar, pero el Baldwin, que la conoce porque es el hijo del dueño de la empresa en que trabaja, y que casualmente estaba por allí, va y la salva. La lleva a su casa y ella, al despertar, hace lo que toda mujer independiente y coherente haría en presencia de un Baldwin: primero se ducha y después se quita la ropa. En el salón, y encima del Baldwin. A continuación, lógicamente, echan a su jefe del trabajo y la readmiten, con la excusa de que ella tenía razón y su jefe no le hizo caso. Como si eso pasara en la vida real. Anda, bonita, que si no te llegas a tirar al hijo del jefe... Pero el caso es que siguen sin darle responsabilidades, así que ella se mosquea.
Entonces Kari elabora un plan para robar una pasta a la empresa y escaparse con el Baldwin, que está de acuerdo porque odia a su padre. Para ello sólo necesitan la ayuda de un detective amigo de ella y una falsificadora que le permite suplantar a una empresaria a la que iban a prestar una millonada. Es un timo sencillito, pero efectivo. Hasta aquí aún tiene sentido.
Pero ojo, que a partir de aquí empieza el delirio.
El ex-jefe de ella, enfadado, la sigue, entra en su casa y coge sus huellas dactilares para hacerse un guante que deje las huellas de ella en todas partes (¿ein?). Con ese guante mata al que había intentado violarla en el bar, que resulta que lo había hecho porque estaba conchabado con él (¿¿¿lo qué???).
Luego se descubre que el ex-jefe era el mejor amigo del Baldwin, que lo había planeado todo desde el principio, ¡incluyendo que despidieran a su amigo y todo! (¿¿¿comorrrr???). El Baldwin manda a su amigo a dejar huellas que incriminen a Kari del robo, y el amigo además se carga a la falsificadora (¿¿¿uh???).
Luego el Baldwin cambia de idea y mata a su amigo, dejando el guante para que lo encuentre la policía (aquí ya se me escapa el sentido de todo), y también se carga al detective porque lo había descubierto.
La Kari, triste pero no tonta, se huele el pastel así que... se vuelve a tirar al Baldwin (sí, señora, muy sentida tú). Luego se hace un corte en el dedo y con los litros de sangre que manan (¡al menos parecen litros, lo juro!) deja un rastro de sangre por el suelo y las sábanas de la cama. Luego se va y convence a un trilero que estaba en el parque y al que no conocía de nada para que le ayude (claaaaro, como por su trabajo ya se ve que es un hombre en quien se puede confiar...), robándole al Baldwin la clave de la cuenta en que está el dinero y pegándole una hostia. Con el ojo morado acude al trabajo y a la policía, insinúa que ha sido el Baldwin el que lo ha hecho todo y huye, dejando al Baldwin acusado de matarla porque han encontrado en su coche las sábanas ensangrentadas.
¿Os lo tragáis?
Ya, yo tampoco...
Y LO QUE HEMOS APRENDIDO HOY ES...: que robar a una gran empresa es fácil; que suplantar a alguien es más fácil aún, sobre todo si la persona a la que suplantas lleva habitualmente pelucón rubio y gafas; que incriminar a alguien es incluso más fácil todavía; que los trileros son gente de bien; y que el mejor polvo es el que se echa después del entierro de un ser querido con su propio asesino.
GENIÓMETRO: 1/5 ed woods